Terapias Innovadoras

TERAPIA ICÓNICA 

¿QUÉ ES LA TERAPIA ICÓNICA?

La terapia icónica es un tipo de intervención psicológica específica para tratar a las personas con inestabilidad emocional y/o sensibilidad emocional.  Esta terapia ha sido elaborada por la Psicóloga especialista en Psicología Clínica Soledad Santiago y consiste en un programa de tratamiento intensivo construido a partir de la práctica clínica con los pacientes ingresados en el Centro Asistencial San Juan de Dios de Málaga.

La terapia combina y adapta aportaciones de distintas corrientes teóricas para optimizar su eficacia, por lo que se considera una terapia integradora, aunque su base inicial es de predominancia cognitiva y conductual. 
Esta Terapia aporta a la psicología la integración de principios terapéuticos  de otras orientaciones y  la representación gráfica (iconos). Es decir, cada principio terapéutico se representa en una imagen (icono) al tiempo que se aplica la terapia verbal, de tal modo que el usuario asocia dicha imagen a los conceptos terapéuticos trabajados.  Esto le facilita tanto su comprensión como su memorización y posterior evocación, ya que la memoria visual le permite recordarlo en cuestión de segundos.  Así, en los momentos de ansiedad o estrés, resulta más probable que se aplique  una respuesta adecuada a la situación conflictiva, gracias a su rápida evocación del icono  (con la ayuda de la memoria visual) en lugar de evocar de forma más lenta la información verbal sola.

 

¿A QUIÉN VA DIRIGIDA ESTA TERAPIA?

Las personas que más se pueden beneficiar de esta terapia son aquellas que presenten alguna o algunas de las siguientes manifestaciones: baja tolerancia a la frustración, pensamiento dicotómico o radical, falta de constancia, perfeccionismo, baja autoestima,  dependencia emocional, pensamientos depresivos, reactividad emocional desproporcionada (con atribución externa, irritabilidad o sentimientos de culpa desmedida) y esquemas cognitivos  (creencias o presupuestos básicos con los que  filtran e interpretan lo que les está sucediendo)

Aunque esta terapia se inició con personas muy inestables que estaban ingresadas; Se ha comprobado que a menor inestabilidad, mejores son los resultados y por ese motivo se ha ido usando de forma ambulatoria.
Actualmente esta terapia se imparte en Málaga mediante ingreso hospitalario en el centro San Juan de Dios, o bien de manera ambulatoria en el centro S.E.R. (Social & Emocional Re-Education), situado en Pasaje de Mármoles 3 bajo.  En este último centro, el programa incluye también abordaje multifamiliar psicoeducativo.

Aquellos casos graves, que requieren ingreso, suelen tener el diagnóstico  Trastorno Limite de Personalidad (TLP) Las primeras manifestaciones de TLP aparecen de manera estable en la adolescencia (Chanen et al.,2008; Stepp, 2012; APPA,2013) o incluso en la niñez (Zanarini et al., 2001) para evolucionar dentro de un continuo temporal y alcanzar su mayor severidad en la juventud (Chanen et al., 2013; Siever et al., 2002). No obstante, las personas no diagnosticadas también pueden mejorar su nivel de estabilidad con esta terapia icónica; por ejemplo: hay personas que tras algún evento estresante, pueden vivenciar temporalmente estados de inestabilidad emocional, y con la ayuda de esta terapia, no sólo podrían abreviar  dicha temporalidad sino también prevenir su posible cronificación y/o recaídas futuras.

Este programa se aplica de forma grupal e individual de forma alternativa y como tratamiento intensivo durante 6 meses a razón de una sesión semanal. Una vez finaliza esta primera fase de terapia intensiva, se lleva a cabo un seguimiento individual cuya frecuencia se va reduciendo paulatinamente en el tiempo hasta el alta.

¿QUÉ ES LA INESTABILIDAD EMOCIONAL?

La inestabilidad emocional es un rasgo de personalidad que coexiste, en mayor o menor medida, en un alto porcentaje de personas, pero se considera problema cuando merma la capacidad de adaptación de la persona a circunstancias de la vida cotidiana. Además, la inestabilidad emocional, está  presente en otras psicopatologías (depresión, distimia, ansiedad, trastornos de la conducta alimentaria, adicciones o trastorno obsesivo-compulsivo entre otros), pero tiene especial relevancia en el trastorno límite de personalidad (TLP) por ser ésta inestabilidad más intensa y actuar como motor de la impulsividad conductual, incluyendo, entre otras, las autolesiones y el suicidio.

¿QUÉ BENEFICIOS PUEDE APORTAR?

La experiencia nos habla de una mejoría clínica general, siempre que el paciente se implica en el proceso. Especialmente a nivel de desregulación emocional (autoagresión verbal y física), aunque también a nivel desinestabilidad en relaciones interpersonales (irritabilidad, culpabilización a otros, agresividad verbal o física contra personas u objetos) y de conductas de escape (atracones de alimentarios, compras compulsivas, consumo de tóxicos, etc.) 


 

SILVIA HURTADO SANTIAGO

Psicóloga Sanitaria (2015)  Licenciada en Psicología en Universidad de Málaga (2005), y Master de “Investigación en Psicología Clínica y de la Salud” (2008). Actualmente se encuentra terminando la Tesis Doctoral sobre Terapia Icónica. Trabaja en San Juan de Dios de Málaga (Impartiendo el  programa: Módulo de Terapia Icónica, en el área de hospitalización de Salud Mental). Del mismo modo trabaja en su propio centro privado S.E.R  (Social & Emocional Re-Education)

SOLEDAD SANTIAGO LÓPEZ

Psicóloga especialista en Psicología Clínica (2004). Licenciada en Psicología por la Universidad de Granada (1983). Ha trabajado como profesora de la Facultad de Psicología de Málaga desde 1993, y como Jefe de Servicio de Psicología en el Centro Asistencia San Juan de Dios de Málaga desde el año 1987. La combinación de estos dos trabajos le permitió elaborar la Terapia Icónica, combinando la teoría con la práctica clínica.