Noticias

07/06/2018 - 16:44 General

La presencia de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Benín y Togo se remonta a los años sesenta a través de sus dos hospitales de Afagnan y de Tanguiéta. Más adelante, se extendió hacia Porga (en Benín) y hacia Agoè-Nyivé (en Togo).

En Benín, entre otros motivos, la insatisfacción de los pacientes hacia las estructuras públicas del país provocan una gran atracción de los enfermos por el Hospital San Juan de Dios de Tan-guiéta. Cientos de enfermos se ven obligados a salir de las regiones del sur del país, incluida la capital Cotonou, para ir a Tanguiéta, en el norte, a más de 600 kilómetros de distancia para los que se necesitan más de diez horas de viaje, teniendo en cuenta el estado de las carreteras y de los medios de transporte.

En este contexto, desde que se erigió la Vice-Provincia de Togo-Benín en el 2010, la necesidad por acercar el carisma de San Juan de Dios a la población del sur de Benín han justificado la construcción de la casa San Juan de Dios de Cotonou que abrió sus puertas en abril de 2014 gracias a la generosidad de los bienhechores locales.

Tras cuatro años funcionando y ante la demanda creciente, la planta baja donde se llevan a cabo las actividades de la clínica es tan insuficiente que algunas habitaciones reservadas para acoger a Hermanos y colaboradores se han transformado en servicios de atención médica.
Ante la falta de espacio y habida cuenta de la imposibilidad de ampliar las infraestructuras actuales de la clínica de Cotonou, Se ha considerado que sería oportuno comprar un terreno de dos hectáreas en una zona cercana a la salida de la ciudad, concretamente en Akassato para abrir una policlínica y un centro de rehabilitación con ozonoterapia.

El objetivo de este proyecto es:

• Construir una nueva policlínica más moderna velando por el respeto de la dignidad humana.

• Ofrecer a la población un acceso fácil a una atención médica de calidad.

Con este proyecto la Orden Hospitalaria pretende mejorar la calidad de la atención médica ofreciendo una infraestructura sanitaria que responda de forma más eficaz a las necesidades de los usuarios. A través de este proyecto la Orden Hospitalaria piensa colaborar en  la transmisión de la Hospitalidad de San Juan de Dios en esta región de África.