Noticias

23/03/2018 - 12:57 General

“No hay nada en el intelecto que no haya pasado antes por los sentidos”
                                                                                                            (Aristóteles) 
¿Qué es?

El enfoque multisensorial, es una terapia que produce un despertar de los sentidos a través de estímulos y actividades significativas, partiendo siempre de una necesidad básica en la persona.
De esta manera, le ofrecemos al usuario estímulos (visuales, propioceptivos, vestibulares…) a los que por sus limitaciones no tienen acceso, y que le van a permitir mejorar su calidad de vida.
Es una terapia que aplicada correctamente, mejora las posibilidades de desarrollo de las personas con Discapacidad intelectual  y Trastorno del espectro autista,  aunque también produce efectos muy positivos en otros campos como la Geriatría.  Mientras a una persona sin discapacidad le bastaría con una o dos pistas sensoriales para saber qué está percibiendo, una persona con necesidad especial necesita un enfoque multisensorial que permita reconocer aquello que le rodea. Cuanta más información sensorial proporcionemos más facilitaremos la comprensión. 

¿Qué objetivos pretende esta intervención multisensorial?

 En primer lugar mejorar la calidad de vida del usuario, mejorar la asimilación de la información sensorial que se le ofrece optimizando su relación con el entorno y el aprendizaje,  también  la disminución de los trastornos de conductas, de las estereotipias, y  mejora de  la comunicación ampliando el repertorio de respuestas positivas.

Nuestra sala:

El área de Discapacidad Intelectual, cuenta con una sala de estimulación multisensorial, en la que se desarrolla un programa de trabajo dirigido a personas  gravemente afectadas y con  trastorno del espectro autista.
Se trata de una sala con materiales determinados y específicos diseñada para que el usuario esté expuesto a estímulos controlados, donde se va a conjugar la estimulación, la relajación, las emociones. En un entorno seguro, con elementos tales como: tubo de burbujas, fibra óptica, colchoneta vibratoria, luces de colores, aromas…
Las sesiones de trabajo deben seguir una estructura fija y adecuada al ritmo de cada usuario.
Estas sesiones se elaboran previa evaluación y elaboración de un perfil sensorial, que nos dará información de cómo debemos trabajar  y qué objetivos nos planteamos.
Dentro de este entorno de intervención, el trabajo multidisciplinar tiene mucha importancia ya que lo sensorial está en todos los ámbitos que rodean al paciente.
Beneficios que está aportando a nuestros residentes:
La comprensión, comunicación y bienestar emocional son algunos de los beneficios que le reporta al usuario después de cada sesión.

En definitiva, entendemos la intervención multisensorial como una terapia para dignificar a la persona, hacer que esta sea capaz de controlar sus emociones y que esto le sirva para una mejor  conexión  con el mundo.

Alfredo Bergillo Vivar
Educador del área de D.I.