Noticias

01/07/2017 - 11:29 General

En el Área de Discapacidad Intelectual del C.A. San Juan de Dios de Málaga se atiende a un amplio grupo de usuarios con perfiles variados en relación a su funcionalidad y necesidades de apoyos. En su mayoría éstos son derivados por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, según el Concierto con dicha Entidad.

Dentro de esta variedad de perfiles atendemos a personas con Trastornos de Espectro Autista (TEA) que requieren una atención especializada, tanto por la gravedad de su discapacidad como por los severos y continuados problemas de conducta que presentan.  Acorde a la forma habitual de proceder en nuestros Centros, el Equipo Terapéutico del Área inició, en Noviembre de 2014, un proyecto con el objetivo de mejorar la calidad en la atención de estos usuarios.

Éste consistió en poner en marcha una Unidad Funcional para personas con TEA que ofreciera una respuesta adaptada a sus características. El proyecto se inició realizando un análisis de necesidades. A partir de éste se concretaron áreas de mejora que se han ido desarrollando a lo largo de este tiempo. En una primera fase se acometieron cambios estructurales y de adaptación de ambientes, convirtiéndolos en contextos más seguros y confortables. Se acondicionaron salas de estar, aulas, cuartos de baño y áreas exteriores. De especial importancia ha sido la creación de espacios terapéuticos  especializados, concretamente se ha puesto en marcha una Sala Multisensorial y otra de Cromoterapia. Paralelamente se aumentó la dotación de personal, creando un equipo específico para esta unidad. En este aspecto destacar el esfuerzo realizado para obtener una formación especializada mediante cursos, visitas a recursos, intercambios profesionales, etc.

La adecuación de espacios y el aumento de personal ha permitido que los usuarios sean atendidos en grupos más reducidos y homogéneos. El trabajo en equipo guía las actuaciones, generándose dinámicas de funcionamiento y pautas consensuadas, que favorece la coordinación y la cohesión entre los profesionales. Todo ello redunda en un modo de proceder más cálido y positivo que favorece la disminución de los trastornos de conducta. Otra área de mejora ha sido la implementación de actuaciones y programas acordes a las necesidades de esta población. Nuestros residentes requieren intervenciones en ámbitos muy variados, que van desde la prevención y cuidados de la salud a los trastornos de conducta, sin olvidar otros tan importantes como los programas de entrenamiento en habilidades adaptativas y el ocio.  También se han introducido programas de fisioterapia rehabilitadora, terapia asistida con animales, estimulación multisensorial, así como el uso de pictogramas, pizarra digital y paneles de lectura adaptada.

En estos años de desarrollo del proyecto se han observado resultados muy significativos, que se constatan estadísticamente en la disminución de acontecimientos adversos relacionados con los trastornos de conducta ( gráfico 1 y gráfico 2) y, paralelamente, en el menor uso de medidas de inmovilización terapéutica o aislamiento de seguridad (gráfico 3 y  gráfico 4). 

Estos resultados nos animan a seguir en la dirección adoptada, con la seguridad de que cada avance que realicemos redundará en mejorar la calidad de vida de los usuarios. Siendo conscientes de que la garantía de ésta sólo será posible mediante un proceso de evaluación y mejora continua. Son, no cabe la menor duda, resultados que animan a continuar con este gran y complejo proyecto. Los Centros de San Juan de Dios tienen como, uno de los objetivos principales, el poder dar respuestas eficaces a las demandas que la sociedad actual plantea, siendo el abordar a personas con TEA una de ellas. 

Foto Ejemplo Terapia

Foto Equipo DIT del C.A. SJD (Málaga)