Luchando contra la estigmatización de la enfermedad mental

ESTIGMATIZACIÓN SOCIAL EN SALUD MENTAL

¿QUÉ ES EL ESTIGMA SOCIAL?

La palabra estigma lleva siglos dentro de nuestro vocabulario. Se le relaciona con el término picadura o señal  producida en un cuerpo. Este signo físico se trasladó a grupos sociales cuya condición se le consideraba inferior como a los esclavos y a los ladrones.

Ya en el siglo XX, el sociólogo Erving Goffman (1963) acuñó el término estigma social para referirse al descrédito, devaluación social hacia un grupo con un atributo negativo a nivel mental, físico e incluso étnico o religioso.

El estigma se manifiesta en una serie de estereotipos negativos (mitos o creencias no contrastados), que a su vez producen una serie de prejuicios (actitud emocional de distanciamiento social) sobre un determinado colectivo que comparte una característica personal, y que normalmente deriva en actitudes discriminatorias (conductas de rechazo).

Dentro de las prioridades del actual Plan Integral de Salud Mental en Andalucía (PISMA 2016-2020) está enmarcado el trabajar hacia la igualdad y la participación de la persona con enfermedad mental dentro de la sociedad:
Línea estratégica 3: DERECHOS HUMANOS Y PARTICIPACIÓN
Objetivo general 6: Igualdad y derechos de las personas con problemas de salud mental
Objetivo general 7: Participación en el cuidado de la salud mental

Desde nuestros equipos interdisciplinares intentamos que la persona sea el protagonista de su propia historia ayudándole en aquellos aspectos en los que requiere de nuestro apoyo desde un punto de vista integral.

Esta visión debe ser compartida por el resto de la comunidad. Un estilo de vida normalizador, sin prejuicios y con oportunidades diarias es un estímulo positivo hacia la recuperación, rehabilitación y reinserción social. 

EL AUTOESTIGMA

Es desconocido por la mayoría que a muchas de las personas que sufren una enfermedad mental les resulta difícil escapar del estereotipo de su propia condición. Diferentes estudios revelan que estas personas son tan negativas en sus opiniones como lo es la población general. A este fenómeno se le conoce como autoestigma y trae consigo importantes consecuencias como la propensión al aislamiento, el sentimiento de vergüenza, la dificultad para solicitar ayuda e incluso el incremento de recaídas.

Desde el año 2013 realizamos charlas informativas y educativas en centros escolares de nuestra comunidad, en grupos universitarios así como a futuros profesionales que se encuentran en periodo de prácticas en nuestro centro. Esta actividad se caracteriza por ser adaptada a la población a la que va dirigida y procuramos que sea un punto de encuentro activo y dinámico por ambas partes donde el principal objetivo es intentar retirar la etiqueta negativa a la persona.

 

Tanto si desea recibir más información respecto al estigma social en la enfermedad mental o bien para organizar posibles charlas en su centro o coorporación, póngase en contacto con Ana Vinuesa Bol vía mail: ana [dot] vinuesaatsjd [dot] es o con Manuel Vega vía mail: manuel [dot] vegaatsjd [dot] es